Comienzos del Centro de Historia de Envigado (1946-1953)

Marco legal

La propuesta está enmarcada en el Plan de desarrollo 2016 / 2019, “Vivir mejor un compromiso con Envigado”, del Alcalde Raúl Eduardo Cardona González.

Pertenece a:

LÍNEA PROGRAMÁTICA 3 “Educación. Innovación y Cultura, pilares para el desarrollo”.

PROGRAMA 3.5 “Fortalecimiento de la cultura para la construcción de
Ciudadanía”.

SUBPROGRAMA 3.5.3 “Apropiación patrimonial para la identidad territorial”.

PROYECTO 3.5.3.1. Ruta del arte y la cultura

Promoción y protección del patrimonio cultural a través del Plan Especial de Protección Patrimonial con apoyo de los programas Investigando el patrimonio histórico cultural y Ruta del arte y la cultura, que propenden por fortalecer espacios
como el Museo para la difusión de la Memoria y obra de Débora Arango, la Casa de la Cultura del Municipio de Envigado, el Parque La Morena, la Sala Museo de Arqueología, el Recinto de la Memoria Histórica de Envigado, la obra del filósofo Fernando González y otros espacios de apropiación patrimonial.
INDICADOR DE RESULTADO (TABLA 74)

1. Percepción ciudadana sobre los referentes culturales y patrimoniales

PROYECTO 3.5.3.2. “Investigando el patrimonio histórico cultural”
Promueve los procesos de investigación para reconocer nuestra historia, la actualización de la memoria cultural y patrimonial.
INDICADORES DE PRODUCTO (TABLA 80)
1. Investigaciones para reconocer la historia, la actualización de la memoria cultural y patrimonial. (Ver anexo 1)
Proyectos de investigación Historia local (Anexo 1)

nombre actividades unidades Parcial Valor total
 

Historia de Rosellón 1911-1943

Investigación

Edición

publicación

6 meses de un investigador.

500.000

500 unidades a $ 15.000 cada una

 

$ 3.000.000

500.000

 

7.500.000

 

 

$ 11.000.000

 

Exposición itinerante en seis colegios oficiales de los personajes más destacados de la historia de Envigado

 

Investigación

Edición

publicación

4  meses de un investigador

500.000

500 unidades a $ 25.000 cada una

 

 

$ 10.000.000

500.000

12.500.000

 

 

 

23.000.000

 

 

Boletín Histórico

Investigación

Edición

publicación

7 artículos a $ 200.000 cada uno

 

1000 unidades a $ 7.000 cada uno

$ 1.400.000

500.000

 

 

 

7.000.000

 

 

 

$ 8.900.000

 

 

Exposición Débora Arango

Investigación

Edición

Posters

Charlas

3 meses de un investigador

 

10 unidades

6 charlas a colegios oficiales

 $ 1.500.000

500.000

3.000.000

2.700.000

 

 

 

$ 7.700.000

 

 

Bibliotecóloga

Administrar, catalogar y prestar material bibliográfico 5 meses de una bibliotecóloga medio tiempo $460.000  

2.300.000

.

 

2.300.000

TOTAL:                           $  52.900.000

El Centro de Historia de Envigado, José Manuel Restrepo, es una entidad cultural sin ánimo de lucro,  (creada en noviembre de 1946),  hace setenta y un años con la finalidad de investigar, conocer, divulgar, y recuperar  la memoria histórica de sus habitantes, la historia de sus instituciones , lugares emblemáticos, registrar el desarrollo urbano e histórico de su ciudad, la reivindicación de su patrimonio material e inmaterial, la historia de sus empresas más destacadas, entre otros. De esta manera, cumplimos con la misión trazada para su futuro crecimiento:

“Fomentar el desarrollo de las ciencias sociales y humanas, especialmente de la investigación y la divulgación de la Historia de Envigado y de Antioquia; integrando la interdisciplinariedad y las nuevas corrientes y escuelas en el estudio del hombre y su entorno físico y cultural; y así mismo, ejecutar o participar en proyectos que tengan pertinencia con su objeto”.

Desde la fecha de su fundación, 3 de noviembre de 1946,  día en  que se realizó por parte de un grupo de prestantes personalidades quienes se constituyeron como sus fundadores, con el fin de complementar la información y que permitiera a la administración llevar los registros históricos más importantes para conocimiento de las futuras generaciones e igualmente investigar con medios expeditos y razonables los hechos y las personas que contribuyeron a formar su historia y la de los estamentos que conforman su institucionalidad.

Sus 15 fundadores fueron: Don Guillermo Ángel González, el doctor Horacio Álvarez Mejía, el doctor Hernando Botero Barrera, Don Agustín Callejas, Don Juan de Dios Carvajal, Don Sacramento Garcés Escobar, Don Hernando Garcés Uribe, el Presbítero Antonio J. González Arango, Don Miguel Gómez, el doctor Samuel Arturo Meza y Posada, Don José Miguel Ochoa, Don Libardo Restrepo Rivas, el abogado Julio Saldarriaga (muere el 23 de agosto de 1953), Don Jesús Uribe Palacio y Don Guillermo Viveros.

Ese primer grupo de fundadores, quisieron nombrar como su primer presidente al ilustre filósofo de “Otra Parte”,  Abogado Fernando González Ochoa, pero éste declinó su nombramiento y se nombró para esta honrosa posición al médico Dr. Samuel Arturo Meza y Posada y en su orden han ocupado el principal cargo de la Institución, el Dr. Guillermo Ángel González, Dr. Alberto Londoño González, Monseñor Benjamín Urrea Giraldo, Don Jesús Uribe Palacio, Dr. René Mesa Arango, Dr. Alfonso Mejía Montoya, Don Ezequiel Arroyave Roldán,  Don Bernardo Agudelo Bohórquez, Lic. Aliria Mejía Osorio, Sr. Vedher Sánchez Bustamante, Presbítero Francisco Arango Montoya, Don Aquiles Echeverri Muñetones, Don Luis Alberto Restrepo Mesa, Alfonso Restrepo, la Abogada Dra. Rocío Agudelo Salinas (ocupó quien ha ocupado la presidencia en tres períodos) y el arquitecto Henry Gallo Flórez (durante casi diez años o tres períodos consecutivos).

En junio de 2014, la junta directiva, estuvo constituida por: Presidente, Henry Gallo Flórez; 1° Vicepresidente, Demetrio Quintero Quintero; 2° Vicepresidente, Elizabeth Redondo Benítez; Secretario, Carlos Enrique Jurado Giraldo; Tesorero, Luis Alberto Restrepo Mesa; Fiscal, Alfonso Restrepo Londoño.

En la actualidad se cuenta con 21 miembros entre numerarios y correspondientes, pero por La Institución han pasado muchas personas de valía, como fueron, el Dr. Jorge Franco Vélez, médico y escritor, El Presbítero, Jaime Serna Gómez, orador sagrado, historiador y escritor, quien falleció recientemente. El Padre Julio Jaramillo Restrepo, gran escritor e historiador y a quien se le debe el escudo heráldico de Envigado. Don Jaime Pinzón Pinzón, ilustre historiador, además de un sin número de escritores, poetas, hombres de negocio, periodistas y cultores en las artes y las ciencias; donde han sabido proyectar sus conocimientos en bien de la cultura y la historia, entre ellos a los poetas Sr. Hernando Garcés Uribe, hijo de Don sacramento Garcés, Sr. William Jaramillo Mejía y Don Alfonso Restrepo Londoño. Además cuenta entre sus miembros al pintor de talla internacional, Maestro Francisco Madrid Quiroz, envigadeño.

El Centro, puede mostrar con orgullo los resultados de muchos años de permanencia, con edición de libros, sus boletines históricos y su representatividad en los diferentes eventos relacionados con centros de historia a nivel departamental y nacional. Uno de los logros más importantes fue conseguir la declaración de Monumento Nacional la casa natal de Miguel Uribe Restrepo (hoy sede o Casa de la Cultura) y la casa del historiador José Manuel Restrepo, mediante decreto No 1519 del 4 de julio de 1956.

Con respecto a la Casa de la Cultura, desde la década de 1960, el Centro de Historia de Envigado impulsó la idea de convertirla en Monumento Nacional, debido a ser lugar de nacimiento del prócer, además “formaba parte del patrimonio cultural del municipio, de la historia patria, y poseía belleza, antigüedad y tradición histórica, requisitos todos exigidos por las leyes quinta, artículos 107 y 190 de 1946”,  como decía René Mesa Arango, presidente y miembro destacado del Centro.

Aunque las diligencias ante el Gobierno Nacional y el Congreso no surtieron efecto, sí se logró impulsar la compra del bien inmueble por parte del municipio, por lo que en el 11 de septiembre de 1969, el Concejo Municipal aprobó el contrato entre el Alcalde, el Personero y la familia propietaria: Cristian Botero Mejía y las hermanas Botero Restrepo. El precio fue estipulado por el valor de $ 118.240 pesos. El contrato estipulaba que la casa sería dedicada a actividades educativas, culturales, turísticas, de oficinas públicas y al Centro de Historia.

Entre las publicaciones del Centro de Historia más destacadas se encuentran obras de gran contenido histórico y cultural, como son: la tercera edición de la incomparable “Monografía de Envigado” de 1964, escrita por don Sacramento Garcés Escobar,  las “Semblanzas de los Vicarios Superintendentes José Jerónimo, Alberto María y José Miguel de la Calle”,  compiladas por el doctor Alfonso Mejía Montoya,  la serie de caricaturas “Envigado a través de mi lupa”, de Carlos Emilio Restrepo, “Facetas Bolivarianas”, del abogado Rubén Darío López Zuluaga, el estudio histórico-artístico “Lo que tú no sabes de Envigado”, escrito por el Presbítero Julio C. Jaramillo Restrepo y el folleto “El Alcalde y el Municipio a Través de la Historia”, por los doctores Horacio Álvarez Mejía y Jorge Ignacio Osorio Fernández;  la biografía del “Marceliano Vélez Barreneche, Fortaleza Moral de Antioquia”, por el historiador Edgar Antonio Aparicio Montoya. Además se puede destacar las diferentes monografías y temas históricos de Ciudad en sus más de 20 Boletines Históricos, en los 71 años de su labor. Específicamente en el Boletín No 19, se dedicó al monumento en bronce sobre el Libertador Simón Bolívar, que se encuentra en el parque principal y que fue inaugurado el 11 de agosto del 2007 y en el cual el Centro de Historia fue protagonista en su realización.  En los últimos años se ha editado y publicado dos tomos de la serie “Personajes de Envigado del Siglo XX” y “Personajes más destacados de Envigado”, con el apoyo económico del alcalde Raúl Cardona González.

En junio de 2016,  obtuvo su nueva sede, al lado de la Casa de la Cultura “Miguel Uribe Restrepo”, por gestión del exalcalde Héctor Londoño y compra del municipio. Fue entregada oficialmente en junio de 2016 por el alcalde Raúl Cardona González. La propuesta de sede en los terrenos que ocupara la casa natal del padre de la historia de Colombia, Dr. José Manuel Restrepo, de quien ha tomado su nombre, estuvo en líos jurídicos que hizo imposible su ubicación allí.

Se hizo Esperando se pueda realizar la conmemoración al cumplirse el sesquicentenario de su fallecimiento, con la anuencia de la Administración y los demás estamentos culturales del Municipio, para resaltar su labor y personaje representativo en la historia nacional.

La Institución académica espera contribuir a la Cátedra local, así como su aporte a las fiestas culturales del municipio y diferentes charlas y conferencias a los establecimientos oficiales de educación en Envigado.  Siempre con la colaboración de la Administración local y la Empresa Privada, se espera  contribuir a fundamentar la identidad y el sentido de pertenencia, en especial por la mayor presencia de  personas foráneas de otros municipios.

La ciudadanía en general, los estudiantes y profesores de las diferentes instituciones educativas, pueden contar con sus instalaciones para realizar investigaciones y consultas bibliográficas en su biblioteca, la cual dispone de un buen número de libros y revistas con temas históricos de importancia y de las principales biografías de los próceres y personajes representativos en nuestra historia, local, nacional y mundial. –  Les esperamos para servirles e informarles. –

Dirección Actual: Cra. 45A #34 sur-56, Barrio San Marcos, sector Andalucía. Teléfono: 331 64 53

 

Por: Edgar Restrepo Gómez, historiador, y miembro de número.

Recuento de los comienzos del Centro de Historia de Envigado (1946-1953) primera parte.

El Centro de Historia de Envigado, José Manuel Restrepo, es una entidad cultural sin ánimo de lucro, (creada en noviembre de 1946), hace setenta y dos años con la finalidad de investigar, conocer, divulgar, y recuperar la memoria histórica de sus habitantes, la historia de sus instituciones, lugares emblemáticos, registrar el desarrollo urbano e histórico de su ciudad, la reivindicación de su patrimonio material e inmaterial, la historia de sus empresas más destacadas, entre otros aspectos. De esta manera, cumplimos con la misión trazada para su futuro crecimiento:

“Fomentar el desarrollo de las ciencias sociales y humanas, especialmente de la investigación y la divulgación de la Historia de Envigado y de Antioquia; integrando la interdisciplinariedad y las nuevas corrientes y escuelas en el estudio del hombre y su entorno físico y cultural; y así mismo, ejecutar o participar en proyectos que tengan pertinencia con su objeto”.

Desde la fecha de su fundación, 3 de noviembre de 1946,  día en  que se realizó por parte de un grupo de prestantes personalidades quienes se constituyeron como sus fundadores, con el fin de complementar la información y que permitiera a la administración llevar los registros históricos más importantes para conocimiento de las futuras generaciones e igualmente investigar con medios expeditos y razonables los hechos y las personas que contribuyeron a formar su historia y la de los estamentos que conforman su institucionalidad. No fue una tarea fácil para aquellos que tomaron estas decisiones, quienes contaron con el apoyo y la asesoría de otras entidades y de algunos personajes. Para que esta institución alcanzara los logros trazados, debía contar con gente docta, disciplinada y lo más importante, con personas dispuestas a invertir parte de su tiempo libre en un trabajo de propuestas, discusiones, estudio de proyectos y el contacto con personas influyentes.

Este cometido no fue ajeno a los conflictos que se fueron presentando entre ellos cuando las decisiones no eran compartidas por igual. Sin embargo, en bien de la empresa los fueron superando, hasta ponerse de acuerdo. Los más radicales o que no se acomodaron a los requerimientos de la mayoría optaban por renunciar. Así y todo, lograron justo reconocimiento, dejando un legado histórico a Envigado y a otras generaciones. Su ejemplo y tesón deberá llenar de orgullo a la comunidad en general.

Sus 15 fundadores fueron: Don Guillermo Ángel González, el doctor Horacio Álvarez Mejía, el doctor Hernando Botero Barrera, Don Agustín Callejas, Don Juan de Dios Carvajal, Don Sacramento Garcés Escobar, Don Hernando Garcés Uribe, el Presbítero Antonio J. González Arango, Don Miguel Gómez, el doctor Samuel Arturo Meza y Posada, Don José Miguel Ochoa, Don Libardo Restrepo Rivas, el abogado Julio Saldarriaga (muere el 23 de agosto de 1953), Don Jesús Uribe Palacio y Don Guillermo Viveros.

Este primer grupo de fundadores quiso nombrar como su primer presidente al ilustre filósofo de “Otra Parte”, abogado Fernando González Ochoa, pero éste declinó su nombramiento y se nombró para esta honrosa posición al médico Dr. Samuel Arturo Meza y Posada. Aquellos primeros miembros del centro de historia pensaban que la presencia de González “afirmará el prestigio de ella e infundirá entusiasmo a todos los elementos que la integran para realizar cabalmente la misión propuesta”. Aunque realmente, las palabras que más peso tuvieron en esos días, vinieron del presidente de la Academia Antioqueña de Historia, Emilio Robledo, autor de varios libros y reputado historiador en el medio: “Envigado es uno de los Centros genealógicos más preclaros del país y ha sido la cuna de muchos colombianos ilustres y merece por tanto que se estudien sus archivos…A fin de hacer conocer del público muchas tradiciones ya olvidadas como el nacimiento, desarrollo y muerte de instituciones tan interesantes para la cultura regional como el famoso Seminario de los doctores Alberto y Jerónimo de la Calle, que tanto lustre dio a la distinguida provincia” (carta de la Academia Antioqueña de Historia, Medellín, noviembre 14 de 1946. Archivo Histórico del Centro de Historia).

En el siguiente orden han ocupado el cargo de presidente de la Institución: Dr. Samuel Arturo Meza y Posada (1945-1951), el docente Guillermo Ángel González (1952-1954), Dr. Alberto Londoño González (1954-1955), Monseñor Benjamín Urrea Giraldo, docente Jesús Uribe Palacio, abogado René Mesa Arango, abogado Alfonso Mejía Montoya, Don Ezequiel Arroyave Roldán,  Don Bernardo Agudelo Bohórquez, licenciada Aliria Mejía Osorio, Sr. Vedher Sánchez Bustamante, Presbítero Francisco Arango Montoya, Don Aquiles Echeverri Muñetones, Don Luis Alberto Restrepo Mesa, Alfonso Restrepo, la abogada Dra. Rocío Agudelo Salinas (ocupó quien ha ocupado la presidencia en tres períodos), el arquitecto Henry Gallo Flórez (durante casi diez años o tres períodos consecutivos), Ramiro Pérez Álvarez y el actual historiador Edgar Restrepo Gómez (2017-2020).

        

Historiadores en Colombia y en Envigado

Debido a los hechos históricos que se fueron dando a lo largo de nuestra era republicana, los intelectuales de esa época −inicios del siglo XX−, consideraron pertinente ir registrando esos sucesos con el fin de darlos a conocer e ir creando una opinión en las futuras generaciones. Esos hechos pasados deberían servir, tanto para conocerlos como para no repetir errores. Además, también para saber un poco más de pasadas tradiciones, costumbres, religiones, entre otros.

La idea de crear una academia para el estudio de la historia nacional comenzó a gestarse en la década de 1870 (Las academias científicas en Colombia, Martínez Carreño, Aida. Revista credencial Historia, No. 154, octubre,2002); pero solo a partir de la iniciativa del abogado Eduardo Posada y el médico Pedro María Ibáñez se hizo realidad mediante la resolución 115 de mayo de 1902, firmada por el vicepresidente José Manuel Marroquín. Se llamó “Comisión de Historia y Antigüedades Patrias”, luego en diciembre del mismo año pasó a ser “Academia de Historia y Antigüedades”, posteriormente, Academia Colombiana de Historia con carácter oficial de cuerpo consultivo del gobierno y con su propio medio de difusión, el Boletín de Historia y Antigüedades, que ha circulado sin interrupción durante una centuria.

La Academia Colombiana de Historia se inició con 19 miembros y tuvo como primer presidente a Eduardo Posada; su gestión generó gran interés por la investigación histórica en Colombia y en poco tiempo surgieron los Centros de Historia, luego transformados en Academias Departamentales de Historia. La primera Academia Departamental se organizó en Antioquia en 1903, y el primer Centro se fundó en Tunja en 1905.

El interés por la historia y recuperar los estudios sobre el pasado “glorioso” de Envigado, se puede rastrear en los comienzos del siglo XX, a partir de los registros del archivo histórico del Concejo donde aparecen los actos para honrar la memoria de Manuel Uribe Ángel en 1905, la conformación de la Junta Patriótica pro-centenario de la independencia de Colombia en 1910,  del reconocimiento de diferentes figuras destacadas a nivel regional y nacional como José Manuel Restrepo y en el nombramiento de varias de sus calles con sus nombres. Un viajero francés Jean Peyrat, anotaba en una guía de Medellín de 1916 y sus alrededores, que Envigado era “la patria de José Félix y José Manuel Restrepo, de Uribe Ángel y de otros varones ilustres”.  El Concejo municipal fue principal protagonista de estas efemérides patrióticas y recordación del pasado glorioso, ya que varios de sus miembros leían y estudiaban la historia regional y nacional como parte de sus actividades, es así como participaba de las fiestas cívicas y la realización de eventos y sesiones solemnes como el primer centenario de la independencia absoluta de Antioquia en 1911.

El Centro de Historia de Envigado fue fundado el día 3 de noviembre de 1946 por destacados hombres de la educación, de la política, de la cultura, entre otros, donde la mayoría de ellos residían en esta ciudad. En esta primera sesión se aprobó  “el intercambio con las instituciones de su género, por lo cual nos es grato solicitar la cooperación de esas importantes entidades y ofrecer la nuestra”. Entre estas entidades tenemos: Academia Colombiana de Historia en Bogotá, academia de Cartagena y Medellín, Centros de Historia de Tunja, Santa Marta, Popayán, Cúcuta, Cali, Santa Fe de Antioquia, Bucaramanga, Pasto, Mompox, Pamplona, Manizales, Ocaña.

Con motivo de esta fundación se enviaron cartas a las mencionadas entidades, entre otras de orden local y de las cuales se recibieron misivas de felicitaciones y votos de aplauso por sus patrióticas labores. Su primer secretario fue el señor Libardo Restrepo B., hasta su renuncia en febrero de 1947. Antes que Envigado alcanzase desarrollo por sus industrias, era observado con respeto y dignidad por “el inmenso raudal de inteligencia que se desbordó por todas las vertientes de la actividad humana”.

Desde su creación el Centro de Historia, tuvo entre sus proyectos no apartarse de las normas de la Academia Antioqueña de Historia, pidiendo orientación en los derroteros que debían trazarse, basados en los estatutos de esa entidad. Los primeros pasos del Centro se hicieron con modestia, construyendo su realización paulatinamente, celebrando fiestas históricas, condecoraciones y entrega de diplomas a personajes miembros de número y correspondiente, centenarios, efemérides, exposición de antigüedades, y entre sus proyectos estaba la Monografía de Envigado, de acuerdo con su presente industrial, comercial, social y pedagógico; celebrar el segundo Centenario de la erección de la parroquia de Santa Gertrudis. El Centro de Historia de Envigado fue el tercero que se creó en Antioquia y “en 9 años de su existencia ha alcanzado justo reconocimiento en el panorama nacional. Su labor ha sido callada, pero efectiva”.

Luego de su primera sesión, el Centro buscó el apoyo del concejo municipal mediante un auxilio mensual, para el efecto Libardo Restrepo R., su secretario escribía solicitando también la autorización para realizar las reuniones ordinarias en el salón de actos de la Corporación. Decía la misiva: “comunes afanes de progreso y engrandecimiento animan a esa H. corporación y al H. Centro, recientemente constituido, cuenta en su seno con elementos prestantes de la Sociedad envigadeña; por tal causa, no dudo que hallará eco en el H. Concejo, la solicitud contenida en la moción trascrita” (carta al Concejo, Archivo Histórico del Centro de Historia, 3 de noviembre de 1946).

El Concejo Municipal luego de un receso de varias semanas, contestó el 27 de noviembre autorizando el uso del salón para las sesiones de la entidad, en cuanto al auxilio comentaba que “la comisión de presupuesto estudiará las solicitudes sobre el auxilio mensual y sobre destinación de una suma que debe invertir el mismo Centro para la colocación de placas en los sitios históricos del distrito. Las decisiones que a estos respectos se tomen serán comunicadas oportunamente” (Carta del secretario del Concejo, Libardo Restrepo R., Archivo Histórico del Centro de Historia, 1946)

Una de las principales actividades del Centro, fue iniciar un proceso de puesta de placas recordatorias en los sitios y partes en la ciudad que tuvieran trascendencia histórica por ser o lugares de nacimiento de figuras renombradas o recordando acontecimientos importantes. En carta al concejo municipal, por ejemplo, sugería “una columna de granito con esta inscripción: “Envigado a su fundador José Antonio Isaza quien en 1776 regaló las tierras en donde están este parque y la iglesia parroquial, además de tomar las disposiciones convenientes a fin de que se adopte un tratamiento científico que asegure la conservación de las ceibas que ornan la plaza principal de la ciudad, toda vez que ellas encarnan un símbolo y son objeto de elevadas tradiciones” (Arquidiócesis de Medellín, Vicaría de San Juan Evangelista, Parroquia de Santa Gertrudis, Envigado, diciembre 3 de 1946. ).

Una acción lograda fue la placa recordatoria en el frontis del templo, con motivo de la consagración de los 50 años de la iglesia Santa Gertrudis de Envigado, con apoyo del párroco Jesús Antonio Duque, quien había manifestado su complacencia por su creación, pues “nos interesamos por la grandeza de esta ciudad, que tendrá repercusiones trascendentales en el futuro de Envigado”.  Esta propuesta había sido presentada por los miembros, don Guillermo Ángel G. y Guillermo Viveros M. y apoyada por don Sacramento Garcés, quien presentó una exposición docta alusiva a este hecho. Asimismo, en carta enviada al H. Concejo, don Sacramento Garcés, pidió “apropiar en el presupuesto de la próxima vigencia una partida para atender a los gastos que demande la colocación de lápidas con sus respectivas inscripciones en los lugares históricos del Municipio.”

Y como inicio de sus sesiones ordinarias, el Centro celebró el 11 de noviembre de 1946, el aniversario de la Independencia de Cartagena de Indias. para ello, envío saludo al Concejo Municipal y a la Academia de Historia de Cartagena. Ese mismo año, como parte de sus inclinaciones políticas de algunos de sus miembros, y en una acción polémica para otros, el Centro nombró como su Presidente Honorario al Presidente de la República Mariano Ospina Pérez y saludó al Arzobispo de Medellín Joaquín García Benítez. Este aspecto del Centro demuestra el carácter político de varios de sus miembros y sus creencias religiosas, dentro de un ambiente conservador. Y aunque estuvo presente en su forma de pensar, no fue obstáculo para resaltar diversas personalidades, independiente de su ideología, posiciones críticas o publicaciones realizadas.

Su biblioteca especializada en historia de la ciudad, regional y nacional, tiene sus inicios también en 1946, con la donación de diferentes libros por sus miembros y otras entidades. Entre ellas, diferentes libros de la Academia Antioqueña de Historia y la Universidad de Antioquia. En ésta, su presidente Guillermo Ángel G. y su secretario, Samuel Arturo Meza y Posada, habían gestionado el canje de publicaciones y el envío gratuito de la revista institucional de la universidad. (Carta al director de la Biblioteca de la Universidad de Antioquia, Alfonso Mora Naranjo, 20 de septiembre de 1948. Archivo Histórico del Centro de Historia)

Y para darle mejor orden y constitución jurídica, se inició la elaboración y discusión de sus estatutos que fueron aprobados en 1947 y que siguieron los parámetros de la Academia Antioqueña de Historia, en la organización de sus miembros entre honorarios, de número y correspondientes, así como en la conformación de los cargos de su junta directiva. La comisión de estudió estuvo integrada por Juan Carvajal Cardona, Guillermo Ángel González y Hernando Garcés Uribe (Hijo de Sacramento Garcés Escobar). En ese mismo año, el 23 de noviembre, también se unió a las bodas de oro profesionales del médico Gregorio Gómez Henao, con resolución de honores. Igual homenaje a la memoria del profesor y médico Juan de Dios Uribe Gómez, el 30 de mayo, y el 15 de septiembre de 1948, las bodas de oro profesionales al médico Nicanor González Uribe.

Como parte de su misión y principios trazados desde su fundación, el Centro estuvo presente en la realización de varios homenajes: el  15 de noviembre, a Manuel Uribe Ángel en Medellín, en el Museo de Zea, con una ofrenda floral y dictó resolución de honores,  en representación estuvieron sus miembros Guillermo Ángel González y Samuel Arturo Meza y Posada, quien realizó un discurso; homenaje a la maestra Filonila Álvarez por sus 25 años de ejercicio profesional;  recordación del aniversario 116 de la muerte del Libertador, el 17 de Diciembre y el nombramiento del primer alcalde de la ciudad el 2 de diciembre de 1778 por el Gobernador de Antioquia, Don Cayetano Buelta Lorenzana.

En 1949, el miembro de número del Centro, Sacramento Garcés Escobares inició un estudio de la nomenclatura de las calles y carreras de Envigado, y los nombres sugeridos al Concejo, fundamentado en la escritura de las biografías sintéticas de Próceres y hombres célebres de la ciudad.

En febrero de 1950, se aprobó el modelo de diploma que otorgaba el Centro, y el 29 de abril realizó una sesión solemne en la escuela Urbana de Varones Fernando González para conmemorar el bicentenario de Francisco Miranda, general y precursor de la independencia. Asistieron autoridades civiles, eclesiásticas, escolares, historiadores de la Academia Nacional de Historia y Academia Antioqueña de Historia. Fue una sesión especial dado que era la primera vez que la Academia sesionaba en la ciudad.  Para obtener ayuda y asistencia al importante evento, su secretario Guillermo Ángel González se dirigió en diferentes misivas a la Alcaldía, la personería, y el auditor Municipal, para que aportaran “su respectivo contingente con el fin de relevar en lo posible el esplendor del acto preparado”. Igualmente, El presidente del Centro, Samuel Arturo Meza y Posada, al Reverendo Padre, Antonio J. González A., cura párroco de Envigado y miembro de número del Centro de Historia, invitándolo a esta ceremonia que probablemente se hará en el recinto del Concejo o en la Escuela de Niños, −hoy Escuela Fernando González-. (Correspondencia enviada de 1950, Archivo Histórico del Centro de Historia).

También el Centro estuvo muy activo en 1951, al participar e impulsar varios homenajes: el 3 de mayo a la memoria del Pbro. Felipe de Restrepo, en el centenario de su muerte, en un acto solemne en el Colegio de la Presentación, con discurso de Samuel Arturo Meza y  Posada; el 10 de abril, a don Juan del Corral en Medellín, con ofrenda floral y resolución de honores, como representantes fueron Guillermo Ángel González y Samuel Arturo Meza y Posada; el 15 de diciembre a la memoria del Pbro. Juan Crisóstomo Ospina, en Caramanta, ofrenda floral y estuvieron como representantes Guillermo Ángel González, Alberto Londoño González y  Samuel Arturo Meza y Posada, quien realizó el discurso.

En el mismo año, se promocionó ante la Dirección de Educación de Antioquia, el cambio de nombre de dos escuelas en el municipio: el 15 de febrero a La Escuela de Varones con el nombre de José Miguel de la Calle y la Escuela Urbana de Niñas por Escuela Marceliano Vélez Barreneche, como un reconocimiento para esa institución que “interpreta el deseo de los maestros y de la sociedad envigadeña”. Aunque del plantel de niñas le respondían al Centro, que para una escuela de niñas era más adecuado el nombre de Santa María Goretti. En la escuela, se realizó un acto solemne con asistencia del Director de Educación Joaquín Pérez Villa y la lectura por parte de su presidente Samuel Arturo Meza y Posada, de un trabajo histórico: “La Historia de la Educación Pública en Envigado” (correspondencia enviada y recibida, Archivo Histórico del Centro de Historia)

El 27 de abril de 1952 es aprobado el Escudo del Centro de Historia: “en un fondo de plata, una ceiba estilizada, en sinople, símbolo de antigüedad y de fortaleza. Al lado izquierdo del dicho árbol, un medallón en bronce del Dr. José Manuel Restrepo Vélez, padre de la historia colombiana; y al derecho, medallón de igual color con la efigie del doctor Manuel Uribe Ángel, padre de la historia antioqueña. Sobre la orla circular en oro, en la región superior, esta leyenda en latín: Veritas parit lumen (La verdad engendra luz). Y en la región inferior otra que dice: Centro de Historia de Envigado (Boletín Histórico, No.1, junio de 1954).

En el mismo mes, se realizó la conmemoración del centenario de Alejandro Vásquez Uribe, profesor de la Universidad de Antioquia, junto a la Sociedad de Mejoras Públicas, al poner una placa de marmol. Y en mayo, aprovechando la asistencia al Congreso Nacional de Historia, una comisión integrada por Hernando Garcés Uribe, José Solís Moncada y Samuel Arturo Meza y Posada, investigó la tumba del Historiador José Manuel Restrepo Vélez en el cementerio de Bogotá.

A continuación, describiré dos acontecimientos importantes en el desarrollo del Centro de Historia que retratan muy bien sus preocupaciones y participación en el medio social, cultural y político de Envigado.

La visita del General Presidente Gustavo Rojas Pinilla a Envigado

El Centro de Historia estuvo muy activo en la preparación de la visita del general Rojas Pinilla a la ciudad que se realizó el 15 de agosto de 1953.  Desde julio participó en varias reuniones con la alcaldía en manos de Liberio Munera Lopera, la Sociedad de Mejoras Públicas, el Concejo municipal, los estamentos económicos del comercio y la industria (como Coltejer), las instituciones religiosas y educativas oficiales y privadas. El motivo central era la inauguración del palacio Municipal y la oportunidad de darle un “sentido homenaje de gratitud que en lo íntimo lleva cada colombiano para el presidente, que terminó con la anarquía reinante” (Revista Lanzadera, No. 232, agosto 8 de 1953). Recordemos que el General Gustavo Rojas Pinilla había dado un golpe de estado el 13 de junio de 1953 al presidente conservador Laureano Gómez, con el fin de terminar la violencia bipartidista y someter las guerrillas liberales del llano.

En la preparación de la visita una comisión del municipio se puso de acuerdo con la gobernación departamental para que los homenajes no fueran complicados y largos, el programa fuera máximo de tres horas, en un día feriado con el fin de que hubiera más afluencia de público, la entrega de una llave de oro de ocho centímetros, con la leyenda “Ciudad de Envigado, 1953”, una placa conmemorativa en bronce colocada en la entrada del Palacio con el escudo nacional y el retrato del General Presidente para ser descubierta. Se estableció un orador oficial en cabeza del médico Francisco Restrepo Molina y la utilización de un “lujoso convertible” para sus desplazamientos. Se transmitiría las alocuciones por la radio en las emisoras la “Voz de Antioquia”, “Libertad” y “Nutibara”. En el salón del Concejo, se pidió que se debían colocar los retratos de los expresidentes y poner de nuevo el busto del General Benjamín Herrera en su pedestal. Para la copa de champán, se contratarían los servicios de la señora Margarita Toro de Gaviria y el ofrecimiento lo haría el señor Hernando Garcés.  Algunas veces estas reuniones de la comisión de preparación se realizaban en el salón del Centro de Historia para aprobar gastos para la prensa local y para los adornos de la tribuna presidencial se requerían 80 yardas de satín con los colores nacionales. Se proponía que el señor alcalde y el señor Escobar, visitasen las empresas para recabar las contribuciones económicas, conseguir la banda local y de la cárcel, para el día de la recepción. Al medio obrero de las fábricas de Rosellón en Envigado y Sédeco en Itagüí, la Revista Lanzadera reiteraba y advertía que la ciudadanía no debía portar insignias o vivas a partido político alguno, con el fin de reafirmar que su gobierno servía a “los intereses ciudadanos, a los del progreso y de la Patria”. (Revista Lanzadera No.233, agosto 14 de 1953)

Finalmente, el día de la visita del “Restaurador de la República”, la programación central se llevó a cabo en el salón del Concejo Municipal con la entrega de una llave de oro simbólica por parte del Alcalde, una copa de champaña en el concejo municipal con frases de Hernando Garcés y  el discurso de bienvenida del médico Francisco Restrepo Molina. Luego del brindis, se le otorgó al General Presidente el escudo de oro y diploma como miembro honorario del Centro de historia, el título e insignia de la orden del Carriel en el rango de Gran Caballero por la Sociedad de Mejoras Públicas, además de un “hermosísimo y fino carriel” elaborado en los talleres de Carlos Calle y por los “tres ases de la guarnielería”: Jesús M. Estrada, Gerardo Meza y Gregorio Rivillas. El carriel llevaba el escudo nacional en relieve y grabado del nombre del Presidente General, en “finísimo cuero de nutria”. También recibió los homenajes de la industria en cabeza de Coltejer, el comercio local,  los educadores de Envigado y, especialmente,  de los obreros y de su sindicato de trabajadores de Rosellón, quienes le ofrecieron un pergamino.

Terminado los actos del Palacio Municipal, el General Presidente se desplazó en su “lujoso convertible”, a la inauguración de la clínica Santa Gertrudis, de propiedad de los Seguros Sociales. Al otro día, Los dos periódicos de la época, “Vigías” y “Bocetos”, lanzaron ediciones extraordinarias, detallando la euforia, la adhesión y las manifestaciones de respaldo al nuevo gobierno. En conclusión, el Centro se involucró como la mayoría de la dirigencia política, social y económica en la adhesión a un gobierno que prometía pacificar el país y restaurar el sistema democrático. Por el momento, se constituyo en una entidad que rescataba la historia olvidada de sus más destacados líderes de la independencia, con un propósito formativo y cívico de formar a las futuras generaciones en los valores de la patria y el culto a sus héroes y próceres.

Un logro: La Casa de la Cultura “Miguel Uribe Restrepo”

El Centro, puede mostrar con orgullo los resultados de muchos años de permanencia, con edición de libros, sus boletines históricos y su representatividad en los diferentes eventos relacionados con centros de historia a nivel departamental y nacional. Entre esos resultados fue su intento de gestionar la declaración de Monumento Nacional, la casa natal de Miguel Uribe Restrepo (hoy sede o Casa de la Cultura), pero no lo pudo lograr. Sus gestiones en Bogotá, sus cartas, conversaciones con los parlamentarios antioqueños y la gestión misma ante el gobierno nacional, no rindieron sus frutos.  Y solo fue posible que la casa del historiador José Manuel Restrepo, fuera declarada mediante decreto No 1519 del 4 de julio de 1956.  Según el presidente del Centro de Historia René Mesa Arango de esa época, la casa natal de Miguel Uribe Restrepo se justificaba porque “formaba parte del patrimonio cultural del municipio, de la historia patria, y poseía belleza, antigüedad y tradición histórica, requisitos todos exigidos por las leyes quinta, artículos 107 y 190 de 1946” (Boletín Histórico, No.3, de junio de 1972).

Aunque las diligencias ante el Gobierno Nacional y el Congreso no surtieron efecto, sí se logró impulsar la compra del bien inmueble por parte del municipio, por lo que en el 11 de septiembre de 1969, el Concejo Municipal aprobó el contrato entre el Alcalde, el Personero y la familia propietaria: Cristian Botero Mejía y las hermanas Botero Restrepo. El precio fue estipulado por el valor de $ 118.240 pesos. El contrato estipulaba que la casa sería dedicada a actividades educativas, culturales, turísticas, de oficinas públicas y al Centro de Historia.

La defensa del Patrimonio material sigue siendo un aspecto importante de los objetivos centrales del Centro hoy, porque está convencido que la mejor forma de preservarlo y protegerlo es divulgando su historia y su valor. Las presente y futuras generaciones deben conocer sus bienes patrimoniales para aprender a reconocerlos y fundamentar una identidad de ciudadano, abierto a los cambios, pero pensando en el pasado.

El Centro de Historia de Envigado, José Manuel Restrepo, es una entidad cultural sin ánimo de lucro,  (creada en noviembre de 1946),  hace setenta y un años con la finalidad de investigar, conocer, divulgar, y recuperar  la memoria histórica de sus habitantes, la historia de sus instituciones , lugares emblemáticos, registrar el desarrollo urbano e histórico de su ciudad, la reivindicación de su patrimonio material e inmaterial, la historia de sus empresas más destacadas, entre otros. De esta manera, cumplimos con la misión trazada para su futuro crecimiento:

“Fomentar el desarrollo de las ciencias sociales y humanas, especialmente de la investigación y la divulgación de la Historia de Envigado y de Antioquia; integrando la interdisciplinariedad y las nuevas corrientes y escuelas en el estudio del hombre y su entorno físico y cultural; y así mismo, ejecutar o participar en proyectos que tengan pertinencia con su objeto”.

Desde la fecha de su fundación, 3 de noviembre de 1946,  día en  que se realizó por parte de un grupo de prestantes personalidades quienes se constituyeron como sus fundadores, con el fin de complementar la información y que permitiera a la administración llevar los registros históricos más importantes para conocimiento de las futuras generaciones e igualmente investigar con medios expeditos y razonables los hechos y las personas que contribuyeron a formar su historia y la de los estamentos que conforman su institucionalidad.

Sus 15 fundadores fueron: Don Guillermo Ángel González, el doctor Horacio Álvarez Mejía, el doctor Hernando Botero Barrera, Don Agustín Callejas, Don Juan de Dios Carvajal, Don Sacramento Garcés Escobar, Don Hernando Garcés Uribe, el Presbítero Antonio J. González Arango, Don Miguel Gómez, el doctor Samuel Arturo Meza y Posada, Don José Miguel Ochoa, Don Libardo Restrepo Rivas, el abogado Julio Saldarriaga (muere el 23 de agosto de 1953), Don Jesús Uribe Palacio y Don Guillermo Viveros.

Ese primer grupo de fundadores, quisieron nombrar como su primer presidente al ilustre filósofo de “Otra Parte”,  Abogado Fernando González Ochoa, pero éste declinó su nombramiento y se nombró para esta honrosa posición al médico Dr. Samuel Arturo Meza y Posada y en su orden han ocupado el principal cargo de la Institución, el Dr. Guillermo Ángel González, Dr. Alberto Londoño González, Monseñor Benjamín Urrea Giraldo, Don Jesús Uribe Palacio, Dr. René Mesa Arango, Dr. Alfonso Mejía Montoya, Don Exequiel Arroyave Roldán,  Don Bernardo Agudelo Bohórquez, Lic. Aliria Mejía Osorio, Sr. Vedher Sánchez Bustamante, Presbítero Francisco Arango Montoya, Don Aquiles Echeverri Muñetones, Don Luis Alberto Restrepo Mesa, Alfonso Restrepo, la Abogada Dra. Rocío Agudelo Salinas (ocupó quien ha ocupado la presidencia en tres períodos) y el arquitecto Henry Gallo Flórez (durante casi diez años o tres períodos consecutivos).

En junio de 2014, la junta directiva, estuvo constituida por: Presidente, Henry Gallo Flórez; 1° Vicepresidente, Demetrio Quintero Quintero; 2° Vicepresidente, Elizabeth Redondo Benítez; Secretario, Carlos Enrique Jurado Giraldo; Tesorero, Luis Alberto Restrepo Mesa; Fiscal, Alfonso Restrepo Londoño.

En la actualidad se cuenta con 21 miembros entre numerarios y correspondientes, pero por La Institución han pasado muchas personas de valía, como fueron, el Dr. Jorge Franco Vélez, médico y escritor, El Presbítero, Jaime Serna Gómez, orador sagrado, historiador y escritor, quien falleció recientemente. El Padre Julio Jaramillo Restrepo, gran escritor e historiador y a quien se le debe el escudo heráldico de Envigado. Don Jaime Pinzón Pinzón, ilustre historiador, además de un sin número de escritores, poetas, hombres de negocio, periodistas y cultores en las artes y las ciencias; donde han sabido proyectar sus conocimientos en bien de la cultura y la historia, entre ellos a los poetas Sr. Hernando Garcés Uribe, hijo de Don sacramento Garcés, Sr. William Jaramillo Mejía y Don Alfonso Restrepo Londoño. Además cuenta entre sus miembros al pintor de talla internacional, Maestro Francisco Madrid Quiroz, envigadeño.

El Centro, puede mostrar con orgullo los resultados de muchos años de permanencia, con edición de libros, sus boletines históricos y su representatividad en los diferentes eventos relacionados con centros de historia a nivel departamental y nacional. Uno de los logros más importantes fue conseguir la declaración de Monumento Nacional la casa natal de Miguel Uribe Restrepo (hoy sede o Casa de la Cultura) y la casa del historiador José Manuel Restrepo, mediante decreto No 1519 del 4 de julio de 1956.

Entre sus publicación se encuentran obras de gran contenido histórico y cultural, como son: la tercera edición de la incomparable “Monografía de Envigado”, escrita por don Sacramento Garcés Escobar,  las “Semblanzas de los Vicarios Superintendentes José Jerónimo, Alberto María y José Miguel de la Calle”,  compiladas por el doctor Alfonso Mejía Montoya,  la serie de caricaturas “Envigado a través de mi lupa”, de Carlos Emilio Restrepo, “Facetas Bolivarianas”, del abogado Rubén Darío López Zuluaga, el estudio histórico-artístico “Lo que tú no sabes de Envigado”, escrito por el Presbítero Julio C. Jaramillo Restrepo y el folleto “El Alcalde y el Municipio a Través de la Historia”, por los doctores Horacio Álvarez Mejía y Jorge Ignacio Osorio Fernández. En el último año, se publicaron el libro sobre Marceliano Vélez Barreneche, Fortaleza Moral de Antioquia por el historiador Edgar Antonio Aparicio Montoya y el Boletín Histórico No 19, dedicado al monumento sobre Bolívar, inaugurado el 11 de agosto del 2007 y en el cual el Centro de Historia fue partícipe para su logro. Para el este año, se espera editar el libro sobre “Personajes de Envigado del Siglo XX”, con la colaboración de la Alcaldía, e igualmente está próxima la publicación del Boletín No 20.

En junio de 2016,  obtuvo su nueva sede, al lado de la Casa de la Cultura “Miguel Uribe Restrepo”, por gestión del exalcalde Héctor Londoño y compra del municipio. Fue entregada oficialmente en junio de 2016 por el alcalde Raúl Cardona González. La propuesta de sede en los terrenos que ocupara la casa natal del padre de la historia de Colombia, Dr. José Manuel Restrepo, de quien ha tomado su nombre, estuvo en líos jurídicos que hizo imposible ubicación allí.

Se hizo Esperando se pueda realizar la conmemoración al cumplirse el sesquicentenario de su fallecimiento, con la anuencia de la Administración y los demás estamentos culturales del Municipio, para resaltar su labor y personaje representativo en la historia nacional.

La Institución, espera en el presente período encargarse de elaborar las Cátedras de Historia Local y Bolivariana, para servir a los establecimientos de educación en Envigado, a la vez el poder preparar a los maestros en estas labores educativas. Además con la colaboración de la Administración local y la Empresa Privada, se espera  realizar una reparación de su pinacoteca que se encuentra algo deteriorada por la labor del tiempo y el medio ambiente y una sistematización de la biblioteca.

La ciudadanía en general, los estudiantes y profesores de las diferentes instituciones educativas, pueden contar con sus instalaciones para realizar investigaciones y consultas bibliográficas en su biblioteca, la cual dispone de un buen número de libros y revistas con temas históricos de importancia y de las principales biografías de los próceres y personajes representativos en nuestra historia, local, nacional y mundial. –  Les esperamos para servirles e informarles. –

Dirección Actual: Cra. 45A #34 sur-56, Barrio San Marcos, sector Andalucía. Teléfono: 331 64 53